16
Ene
Off

¿Qué es el “Drop” de una zapatilla?

drop-618x300

Dibujo del Drop

Es la diferencia de grosor de la mediasuela, medida en mm, entre la región del talón y la parte anterior de la zapatilla o zona metatarsal. Traducido literalmente, se podría denominar caída del talón a dedos, compensación, contrabalanceo, entre retropié y antepié.

Hoy en día, disponemos de distintos tipos de drop que varían desde los 0 mm, que corresponden a una zapatilla minimalista extrema (barefoot), hasta los 12 mm de una zapatilla habitual de entrenamiento para un corredor popular.

Es el drop que usan la mayor parte de las zapatillas convencionales. Es la altura de talón normalmente utilizada por el corredor popular (maratón en tiempo superior a 3h 10min), tanto para entrenamientos como para carreras y suelen utilizarla muchos corredores rápidos en sus entrenamientos largos. El drop de 8 mm lo utilizan aquellos corredores habituales con una técnica más eficiente, entendiéndose esta como la combinación de capacidad aeróbica, anaeróbica y una adecuada posición del cuerpo durante la carrera.

El beneficio del drop 8-12 mm, radica en el alto índice de amortiguación y estabilidad que confiere al corredor este tipo de zapatillas, de mayor peso y más armadas, debido al grosor del material en el talón y mediasuela, ayudando esta mayor altura en el talón a un apoyo temprano de este y permitiendo una zancada más larga.

Según la revisión bibliográfica observamos los siguientes inconvenientes:

1.-La ventilación, el consumo de oxígeno relativo y el gasto de energía crecieron con el aumento de altura del talón y estos valores se muestran significativamente más elevados a medida que aumenta el drop.
2.-El peso de la zapatilla aumenta considerablemente por el grosor de talón y la doble densidad de EVA usado en el mediopié de las zapatillas con control de pronación.
3.-Exceso de pronación en aquellos corredores con unas características anatómicas y fisiológicas especiales, causado por un apoyo temprano de talón
4.-Sobrecarga en la zona lumbar por la transmisión del impacto tras un apoyo brusco de talón, añadido a una posición retrasada del tronco.

Por Ángel de la Rubia: Podólogo especialista en Biomecánica Clínica y Ortopodología. Director del Servicio de Podología del Rock’n’Roll Madrid Maratón & ½.

Artículo publicado en el nº4 de la Revista Fundación Mapoma. Si quieres ver el artículo completo sobre “Qué es el “drop” de una zapatilla” pincha aquí: http://bit.ly/UKcZXK