7
Sep
Off

Tirada larga, sí o sí

Queremos reafirmar nuestra fe en las tiradas largas para que tú, de camino al maratón, confíes en ellas para llegar preparado al cien por cien.

En los últimos años hemos escuchado de todo acerca de las tiradas largas en la preparación de distancias como el maratón. Unos las consideran esenciales, otros creen que se deben hacer muy de vez en cuando e incluso algunos renuncian a ellas por su asociación a planes de entrenamiento con muchos años de antigüedad. Pero nosotros, en estas líneas, vamos a hacer un alegato por ellas, ya que las consideramos esenciales de cara a los 42 kilómetros y 195 metros.

¿POR QUÉ?

Por sentido común. Si vas a correr una distancia como el maratón vas a tener que recorrer kilómetros durante tu preparación. Hay planificaciones con más o con menos kilometraje semanal, pero si no realizas unos 80 durante las semanas de más volumen tendrás difícil llegar a la línea de salida en las condiciones óptimas. Y sí, ya sabemos que hay personas que disputan maratones con entrenamientos mínimos, pero ni es lo correcto ni es lo que queremos transmitir desde aquí.

¿CÓMO?

Todo dependerá del ritmo al que vayas. Eso sí, estas sesiones largas nunca deberían superar las dos horas de trote, ya que de lo contrario podrían resultar perjudiciales. En cuanto al ritmo, no te machaques mucho. Estos días son para sumar kilómetros y conocer cómo reacciona tu cuerpo al paso de los kilómetros. Ya tendrás tiempo de correr rápido en las pruebas preparatorias o en los test que realices. Acuérdate de hidratarte correctamente y aprovecha a probar la alimentación que utilizarás en el día del maratón.

¿CUÁNDO?

Estas tiradas largas deberían hacerse durante los periodos de máximo volumen de la preparación. Ya hemos dicho que no se trata de ningún test, sino que el único objetivo es realizar kilómetros y aprender de nuestro cuerpo. Por eso no haremos ninguna tirada larga en las dos semanas previas al maratón, ya que ahí el trabajo de base ya tendría que estar hecho. En cuanto a la hora, procura realizar estas sesiones a la misma hora a la que se disputará tu maratón, ya que así simularás las condiciones del día clave.

¿DÓNDE?

Siendo como somos de Madrid, no podemos hablar de otro sitio que la Casa de Campo. Allí podrás encontrar rutas lo suficientemente largas como para completar tu tirada larga con garantías. Además hay fuentes en varios puntos, por lo que la hidratación no será un problema. Si este lugar no es de tu agrado (algo que dudamos), podrás hacerlo en cualquier lugar en el que puedas recorrer muchos kilómetros sin que resulte aburrido. Procura que sea en una superficie blanda, evitando sobre todo el asfalto que tantas lesiones puede producir.

¿CON QUIÉN?

Estas sesiones resultan ideales para compartirlas con otros corredores. Al no ser ritmos específicos, podrás juntarte con atletas populares que tengan un nivel próximo a ti. De esta forma podrás compartir la experiencia de preparar un maratón y además el entrenamiento no será tan aburrido. Si no encuentras a nadie que quiera correr contigo, busca a alguien que lo haga en bicicleta. Así podrá llevarte la hidratación y la alimentación en una mochila.

 

Nacho Barranco

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone