17
Ene
Off

Los miedos del corredor

Bien es sabido que los deportistas experimentan diferentes crisis cuando tienen pensado enfrentarse a un gran reto, como puede ser disputar un Maratón. Su rendimiento se ve alterado por varios factores. Evidentemente, el estado de la forma física es uno de ellos, pero también influye, y en gran medida, las variables psicológicas.

Por ello, el director de Servicios Asistenciales del EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & ½, José Antonio Martín Urrialde, recomienda entrenar cuerpo y mente al unísono como requisito fundamental para preparar una prueba de estas características.

La fuerza mental viene de la mano de la superación de miedos como deportistas, que se manifiestan de un modo diferente en cada uno. Saber identificarlos y tomar conciencia de ellos es el primer paso para poder superarlos.

Miedo 1: No estoy entrenando bien.

Si este es uno de tus miedos, analiza el por qué, en lugar de pensar que tu entrenamiento no es el adecuado. Informarse de los mejores métodos de mano de especialistas y dejarte aconsejar te servirá de gran ayuda. También puedes apuntarte a un entrenamiento dirigido y buscar referentes. Pero sobre todo, lo que más te ayudará será cambiar ese pensamiento por “estoy haciendo todo lo que está en mi mano para entrenarme bien y voy a conseguirlo”.

Miedo 2: Yo no puedo correr tanta distancia.

Mide tus fuerzas y alimenta tu auto confianza. Superar los límites forma parte de este tipo de competiciones, en las que tienes que ir poco a poco hasta que descubras hasta dónde puedes llegar. Vigila tu cuerpo, encuentra tu ritmo, sitúate en la distancia en la que tu cuerpo no se sienta forzado y progresa a tu ritmo. Las metas son motivaciones y pensar en positivo es la clave para llegar hasta ellas.

Edp Rock’n’Roll Madrid Maratón 26-04-2015.
FOTO/PHOTO: Pablo GONZALEZ-CEBRIAN.

Miedo 3: Voy a hacer una pésima marca

No vas a llegar el último, y si así fuese no debes atormentarte con ello. Se realista, y si tu entrenamiento y lo que has conseguido es proporcional, date por satisfecho. Es importante dejar el miedo atrás tan pronto como cruces la salida, y centrarse en los rivales reales, en el recorrido y en uno mismo. Lo primordial es tratar de batirte a ti mismo olvidándote del resto. La marca que consigas te servirá de motivación para ponerte nuevos retos.

Miedo 4: Mi cuerpo no va a responder, voy a sufrir algún daño.

Tú mejor que nadie conoces tu cuerpo y estar pendiente de él y cuidarlo es fundamental. Tu mente y tu cuerpo son inseparables, así que es mejor que sean amigas.

Un gran porcentaje de corredores teme lesionarse o que su cuerpo se bloquee en plena competición. Muchas veces es la falta de confianza en nosotros mismos lo que genera esta barrera mental, que con más pensamiento positivo se puede superar. Y lo que esté en tu mano para protegerte, llévalo a cabo. Una combinación adecuada entre no forzar el ritmo, hidratarse, y no estar falto de carbohidratos ayudará.

También es recomendable comenzar conservadoramente e ir aumentando el ritmo de manera gradual, reponiendo líquidos en los puntos de avituallamiento. Esto asegurará que no te deshidrates y puedas rendir adecuadamente.

Una dieta saludable y rica en carbohidratos los tres o cuatro días antes también es un componente crucial para que tu cuerpo disponga de la energía suficiente para hacer frente a este reto que tanto tiempo te ha costado preparar.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Etiquetas: , , , ,