14
Nov
Off

La importancia de mover las piernas y el corazón

El ejercicio físico. Véase la diferencia; el ejercicio físico, no el deporte. Debería ser innegociable. Como dormir, comer o asearnos. Una vez al día, con treinta minutos basta. No hablamos ni siquiera de lo nuestro, correr. Basta con dar un paseo, salir con la bici o completar unos largos en la piscina. El caso es decirle al cuerpo que estamos de su lado.

Hace poco, el prestigioso entrenador  Juan Carlos Granado compartía con nosotros algunos datos que daban miedo. Procedían del estudio Sedentary Behavior and Cardiovasculary Morbidity e incidían en la importancia que tiene para el organismo huir de hábitos sedentarios. Son datos curiosos, como el hecho de que, por mucho que hagamos deporte una hora al día, si luego estamos sentados la mayor parte del tiempo, no habrá valido de mucho; seguiremos siendo sedentarios.

Estar más de tres horas seguidas sentado es responsable directo del 4% de las muertes anuales que se producen en el mundo por diferentes causas, como demuestra el análisis de 54 encuestas diferentes realizadas en todas partes del planeta entre 2002 y 2011.

No se trata de prepararse para ganar el próximo EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & ½, simplemente de ponerle coto a la ausencia de movimiento continuo. Olvidarnos del ascensor, caminar mientras hablamos por el móvil, hacer pausas cada poco tiempo para estirarnos… Pequeñas cosas que suman mucho. Y si además echamos un trotecillo tres o cuatro veces a la semana, mejor que mejor.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone