El Maratón de la Amistad – Blog Oficial
28
May
Off

El Maratón de la Amistad

No es un día ni un Maratón más, es el primero como #MAPOMAmbassador y eso es una responsabilidad añadida, estoy convencido que todo va salir bien, pero hay que ser cautos, la distancia reina en ocasiones puede jugar malas pasadas y hay que respetarla.

Todo empieza el viernes en Expodepor, este año visito la feria los dos días, y aun así me faltó tiempo, es impresionante lo que se puede vivir allí, se respira ilusiones y alegría por cada rincón. Como cada año, hay diversas novedades, yo en esta edición me quedo con el muro de la fama y por supuesto la exposición de viñetas de mi compañero Pedro (@Santacenero) nuestro artista minimalista. El viernes aprovecho para recoger el dorsal, como no podría ser de otra manera me encuentro amigos y conocidos, se me pasa el tiempo volando, menos mal que tengo otro día por delante.

En la jornada del sábado tenemos varios actos programados, una mesa redonda con mis compis Laura, Raúl, Edu y Pedro y hasta allí se acercan algunos conocidos, hacía tiempo que no me reía tanto. Posteriormente tenemos un curso de atención básica y RCP impartido por el Samur en los exteriores del pabellón, muy interesante e importante. Para finalizar una entrevista en radio con Luis Blanco en el programa A tu Ritmo, junto algunos de mis compis.

¡Y llego el gran día! Como de costumbre, madrugo mucho ya que me gusta ir con tiempo suficiente, hemos quedado en la plaza de Colón, para hacernos unas fotos y compartir los momentos previos, allí nos congregamos cientos de amigos y conocidos, es increíble el ambiente que se respira. Nos despedimos y vamos hacia los cajones de salida, ya que cada uno lleva su estrategia de carrera, para quitarnos los nervios previos no dejo de saltar con unos temazos clásicos de Rock… ¡Esto está a punto de empezar!

Con el grupo de amigos que voy, al final solo quedamos tres personas, serán mis compañeros gran parte de la carrera. La primera parte del recorrido va transcurriendo según lo previsto, van pasando los kms sin ningún tipo de problema, la carrera se hace muy amena y divertida, hay mucha gente animando por las calles, en el km 15 están nuestros amigos los DrinkingRunners en ese punto la locura estalla, yo tenía prometido algún abrazo, ¡son totales! Poco más adelante también estaba el equipo de “A tu Ritmo” igualmente animando a todos y cada uno de los corredores. Llegamos al km 17, punto en el que se separa la media y el Maratón, un momento increíble y de mucha emoción. Sabes que comienza lo bueno.

Nos dirigimos hacia la parte de la carrera más bonita y con más público. La zona de Gran Vía, Preciados y la Puerta del Sol, está hasta arriba de gente. Veo mucho amigos y conocidos, choco manos con todo el mundo, es increíble el paso por el Km 0 de nuestra península, seguimos por la calle Mayor hacia el Palacio Real, pasado ese punto me quedo acompañando a mi amigo David que tiene que parar y no va del todo “fino” , el paso de los kms y el calor van haciendo mella, la Avenida Valladolid se hace bastante dura, en Principe Pio cogemos aliento, con muchísima allí congregada.

Entramos en la Casa de Campo, a nadie le gusta esta zona del recorrido, y creo que a mi colega a partir de este día tampoco… porque justo nada más entrar por la zona del Puente del Rey a David le da un golpe de calor acompañado de una bajada de tensión. Rápidamente apareció el SAMUR al lugar, realizaron una primera valoración y esperamos un poco a que se estabilizara. Una vez recuperado decidimos que lo mejor es que él se quedase allí esperando al “coche escoba” acompañado mientras tanto por los profesionales del SAMUR. ¡Nos vemos en meta compañero!

Una vez que me decido a continuar mi carrera, aunque con mi cabeza un poco disgustada por no poder continuar con mi compañero. Eso sí, retomé la carrera con las piernas frescas.

Me cruzo con muchos conocidos y amigos, entre ellos Raúl, cuyo reto en esta edición era ayudar a Jesús (un joven con hemiparesia) a alcanzar su segundo Maratón. Increíble y admirable la hazaña de este chico, nos tiene a todos impresionados por un ejemplo de superación en la vida.

Voy llegando a la última parte del recorrido, este año el Paseo Ermita del Santo tenemos un animador especial, muy conocido por todos los que nos movemos en el mundo de las redes sociales, Ángel (@contadordekm) nos saludamos.

Y por fin llego a Atocha. Se huele la meta, me estremecen los ánimos de la cantidad de público que hay. Veo a Pedro con cámara en mano y poso con mi mejor sonrisa. Y unos metros más adelante, veo a mi familia y la sonrisa se hace más grande todavía, y me paro a darles un abrazo.

Justo en la recta de meta está mi amiga Yolanda, Inma, Dany, Oscar y Estrella estaban esperando que llegara, es una sorpresa porque no sabía nada y me dio una alegría inmensa. Esto es la magia del maratón.

Voy pegando saltos de alegría en los metros finales, me gusta disfrutarlo como un niño… y como no podía ser de otra manera, mirada al cielo para dar gracias a mi padre, este ritual llevo repitiendo desde mi primer Maratón antes de cruzar la línea de meta.

Nada más pasar el arco y pisar la alfombra roja me encuentro con Marta que se funde en un abrazo muy emotivo conmigo, (es una persona muy especial por todo lo que estamos viviendo juntos estos últimos meses, formamos un gran equipo) como no podía ser de otro manera, me hace algunas fotos (muy top con la cámara), seguidamente saludo al resto de los integrantes de esta gran familia que es MAPOMA, además de ser grandes profesionales, maravillosas personas.

Me quedo en los alrededores de Meta, allí le he dicho a mi amigo David que le esperaría, me encuentro con Edu y Laura, comentamos como ha ido todo, justo en esos momento aparecen por la línea de meta Raúl y Jesús, un momento inolvidable sin duda por todo lo que significa.

Mientras intercambiamos impresiones de todo lo acontecido en carrera, aparece como si nada mi amigo por la línea de meta. ¡Qué fenómeno, no me lo podía creer! Había llegado por su propio pie después del percance sufrido. Y nos dimos uno de esos abrazos que erizan la piel, y que jamás olvidaré.

Y poco más de un mes después, solo me queda dar las gracias. Gracias a la organización y voluntarios del #EdpRNRMadrid por hacer que el Maratón de Madrid sea uno de los más grandes del mundo.
Gracias a cada una de las personas que salieron animar sin parar, en un día de calor.
Gracias a mis compis de viaje durante el último año David, Diego, Jorge, Juan y Antonio.
Gracias al pedazo de proyecto que ha creado Mapoma, permitiéndome conocer a personas increíbles como Laura, Raúl, Edu, Pedro.


Gracias a los profesional y voluntarios del SAMUR mención especial para Cristina y Sonsoles (Sonrisas 1000).
Si me dejo alguien GRACIAS.
Un Maratón es algo muy grande, son momentos, emociones, recuerdos y lecciones, este año he aprendido que por encima de los 42,195m está la amistad.

 

@JaviHds42K