29
Ene
Off

Una familia unida por el Running

Hace tan solo unos días, nos llegó un correo electrónico que no nos dejaría indiferentes y que pronto contest1aríamos sin pensarlo dos veces. El remitente era Javier Rodriguez, gran aficionado al running y miembro de una familia muy especial. Estaba claro que no era una historia más, por eso, hemos tenido que hacerle un  hueco para que todos sepáis hasta que punto llega su afición por el atletismo, capaz de unir a diferentes generaciones de runners.

La familia Rodriguez Anguita se compone de 6 miembros, cuyo cabeza de familia es Luis. Con sus 60 años es responsable y  precursor de toda esta historia. Su pasión por correr ha revolucionado a toda la familia y ha causado verdadera sensación, tanto es así que, ¡ya todos son runners! Nos llegan noticias de que no deja títere con cabeza y que cuando se intuye alguna reunión familiar, Luis pasa lista y diseña una escapada para poner a prueba a sus pupilos.

El primero en subirse al carro de las carreras populares junto con su padre  fue Alejandro (penúltimo en el orden por edades), ambos  cubrieron los 42.195 metros del Maratón de Madrid, teniendo como espectador a un joven Javier (el pequeño), que se moría de envidia tras sentir el aDSC_0461 (1)mbientazo de la carrera y las sensaciones que transmitían todos los atletas que cumplían el sueño de terminar un maratón. Tanto fue así, que al año siguiente y con tan solo 19 años, no pudo resistir la tentación y participó él también en esa mágica prueba.

Pronto fue Elena –la hermana- quien se unió a esto de correr haciéndose  una especialista en terminar  medias maratones casi sin darse cuenta. ¡No solo aficionada! ¡Es una verdadera máquina de correr! Todos pensaban que no era posible, pero faltaban por sucumbir  a los placeres del running dos personas más… Luis, el hermano mayor, que  terminó junto con Javier otro maratón sin despeinarse. Y  la madre,  Gema, que con sus 60 añazos, 40 siendo fumadora y 4 hijos muy guerreros…ya entrena duro para realizar su  primera carrera popular, ¡alucinante!

Javier hace hincapié en que su afición es ya una forma de vida para él y para toda su familia. Se escapan juntos siempre que pueden y sin llegar a la obsesión intentan pasarlo bien vayan donde vayan, correr unidos fortalece sus lazos afectivos y Madrid-20120422-00011siempre les arranca una sonrisa. Sus parejas son el otro punto en común, los eternos sufridores de esas pequeñas “manias” del runner, y que al final, terminan por engancharles también a ellos: aquí podemos hablar de la paciente Wiola, Fernando el fan número uno de Elena y de Stinga, una canaria que empieza a pisarles los pies.

Como veréis, la familia Rodriguez Anguita es verdaderamente especial, están unidos y se lo pasan fenomenal corriendo y disfrutando del deporte.

No podemos terminar esta entrada sin mencionar a una nueva personita que muy pronto llegará al mundo y que se encontrará con todo este lío montado: la hija de Elena y Fernando, lo que no sabe es que ella también será runner, y que pronto terminará su primera carrera montada en un carrito de bebé empujada por su mamá.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone